Luis Osorio, Gerente de  Desarrollo Negocios de BROWSE, nos contó sobre el piloto de College ERP en nuestro país. Un proyecto que no solo resulta innovador, sino que además tiene un profundo sentido social que ha servido como motor inspirador para todo el equipo de College ERP.

“Firmamos un convenio de colaboración con la escuela Novomar para un software sin costo, la idea es generar un diálogo con ellos y  que nos hagan saber lo que se podría o no aplicar, en el caso de su institución. Obteniendo claridad en ese punto, tendremos nuestro primer piloto en Chile”, señaló.

Lo anterior se debe a que el producto ya funciona en Ecuador, en un gran establecimiento educacional en la ciudad de Quito. “Queremos adaptarlo a la realidad chilena. Este es un trabajo en conjunto donde ambos, el colegio y nosotros, resultamos beneficiados de esta especie de alianza colaborativa”, añadió Andrés Quintuprai, Gerente de College ERP.

La expectación es alta, advierten, sin embargo esperan que la implementación sea exitosa ya que sin duda se trata de un tremendo desafío considerando  la situación económica del establecimiento. La implementación de esta plataforma se convertirá es una mejora considerable para la comunidad educativa de Novomar.

La escuela Novomar está ubicada en la comuna de Puente Alto, es un colegio particular subvencionado que imparte enseñanza básica y especial, recibiendo  a niños y niñas con problemas conductuales y también acogiendo a jóvenes con discapacidades cognitivas y de lenguaje.

Para Andrés,  una de las principales garantías que otorgará  el software a la escuela es que contribuirá a cohesionar más el nexo entre el colegio, alumnos y apoderados.

“Es un colegio pequeñito, el equipo siente que este proyecto además tiene un impacto social, una contribución gratificante” cerró.

Por su parte Luis, también tuvo palabras para graficar la experiencia con esta escuela “aquí lo interesante de esto, es que la responsabilidad social está dentro del trabajo mismo” señaló.

El sostenedor del colegio, Hugolino González, tiene el sueño de que este colegio se convierta en una escuela innovadora en cuanto a lo digital. Con orgullo podemos decir que estamos contribuyendo con nuestro granito de arena.

La primera etapa con Novomar está enfocada en la parte académica la que  comenzó en mayo, iniciando el levantamiento de proyecto, ¿lo que sigue? La implementación del software.